Todas Visibilidad 

La homofobia en Oriente versus la de Occidente

¡Comparte maricón!
  • 88
  • 52
  •  
  •  
  •  
    140
    Shares

La raíz homófoba es diferente en cada país y el rechazo ejercido contra los gays también. Japón se está volviendo un poco loco con este tema y ya hay zonas donde no se pueden celebrar Prides.

Ser gay es mas o menos complicado en función de tu lugar de nacimiento. Y digo mas o menos complicado porque nunca en ningún sitio es fácil serlo. Al margen de los países donde te matan por ser gay hay otros donde te condenan al ostracismo. Dicho de otra forma, eres una puta mierda y te marginan socialmente. Un castigo que pocos pueden superar.

En este sentido la homofobia se vive diferente en Occidente y Oriente. La diferencia radica principalmente en la conceptualización de la homosexualidad dentro del contexto de cada país. Por ejemplo en Estados Unidos la homosexualidad está generalmente mal vista por entrar en conflicto con creencias religiosas o conceptos de género anticuados. Por su parte Japón condena la homosexualidad en tanto y cuanto supone un impedimento para procrear. Es decir, para las familias niponas asegurar el linaje es una obligación honorífica. Pero, ¿qué hay de los gays que sí tienen descendencia? En este sentido Japón empieza a considerar estos actos como contributivos para el “wa” o armonía social. Recordemos que en 2015 un estudiante de la Universidad de Hitosubashi se suicidó cuando un compañero de clase le saco del armario delante de sus compañeros.

Eikei Suzuki, gobernador de Mie ha prohibido cualquier manifestación pública de la homosexualidad. Ya no se celebraran Prides.

Pero no todos los gays quieren casarse y tener hijos. Pues mala suerte. Ser un single eterno aquí no está muy bien visto. Es complicado crecer laboralmente cuando no se tiene familia o hijos. Los directivos suelen considerarles personas infantiles o inmaduras incapaces de hacer frente a la realidad. Dicho de otra forma, si no es capaz de construir su vida personal, ¿cómo va a construir un futuro empresarial? Actualmente no existe una ley contra la discriminación LGTBQI por lo que las manifestaciones y protestas son habituales. Es lo que está sucediendo en uno de los “barrios” (aunque es tan grande como una ciudad) de la prefectura: Mie. Forma parte de los 43 distritos administrativos de Japón. Aquí se ha prohibido hacer “apología” de la homosexualidad. Su gobernador Eikei Suzuki alega que la homosexualidad desestabiliza las relaciones familiares y laborales (uh, aquí huele a gay disfrazado de homófobo). Será que como ahora el gobernador es famoso ya no puede frecuentar lugares de cruising y habrá pensado: si no follo yo, aquí no folla nadie. ¡Y chas! Decretazo. Así que en Mie no habrá mas Prides, ni flyers de fiestas gays, ni ninguna imagen que pueda recordar parecer “homosexual”.


¡Comparte maricón!
  • 88
  • 52
  •  
  •  
  •  
    140
    Shares

También te interesa esto