ivan reboso sorprendeBelleza Mundo Gay 

Injertos de pelo en Turquía, ¿merecen la pena?

¡Comparte maricón!
  • 35
  • 15
  •  
  •  

¿Cuántos de nosotros no hemos tenido problemas con el pelo? Parece mentira que por genética nos tengamos que quedar medio calvos desde tan temprano.

Para mí fue una auténtica pesadilla cuando comenzaron los primeros brotes. Ese momento que sales de la ducha y cada vez ves más pelo en el plato de ducha que en la cabeza. ¡Es horrible! Yo particularmente probé todo tipo de productos, champús, lociones y ampollas… pero aquello lo daba por perdido. De vez en cuando miraba por redes y veía el tema de los injertos capilares, que cada vez se estaba haciendo más popular, pero claro, lo que costaba se salía del presupuesto de cualquier mortal.

Y llegó el gran paso, mi viaje a Turquía.

Gracias a dios y a la ciencia, esta técnica se fue viralizando y un buen día me informé que en Turquía estaban los mejores médicos y las mejores clínicas y que encima estaban bien de precio. Pero un momento ¿Turquía? No conozco a nadie que suela ir habitualmente a Turquía y menos a ponerse pelo (hablo de hace más de dos años), pues aquí tenéis a uno de los primeros que no se lo pensó dos veces y se lanzó a la aventura. Había calidad y había buen precio así que no tenía nada que perder. Yo me operé y salí contento con la experiencia, y el caso es que a mí vuelta me encontré con el miedo de muchas personas y por eso escribo este artículo. Muchos tienen miedo e inseguridades y prefieren seguir con sus complejos y hacerse la vida más difícil a dar el paso.

 

Al llegar a España muchos medios de comunicación como Antena3 y Televisión Española se interesaron por mi caso y entendí que con mi experiencia podía ayudar a otros hombres que estaban en mi misma situación. Desde entonces no paro de animar y de dar consejo a aquellos los que quieran acabar con su complejo, al fin y al cabo ¿qué diferencia hay entre ponerte brackets o pelo? Ambos son intervenciones estéticas que ayudan a sentirnos mejor y estar más guapos. Eso sí, yo fui a Turquía y tuve muy buena experiencia en mi clínica Elithair Transplant pero lo importante es en qué manos te pongas y que sea una clínica de calidad.


Ahora escribo orgulloso de mi experiencia a todos ustedes con un tupé de dos metros de alto. Somos hombres y también somos coquetos, y sobretodo personas sin complejos. Así que infórmate, cuídate y gústate.


¡Comparte maricón!
  • 35
  • 15
  •  
  •  

También te interesa esto